[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Las asociaciones vecinales y los alcaldes de barrio de Siero crearán un colectivo para reclamar sus derechos y hacer propuestas a los partidos que se presenten a las elecciones

“La unión hace la fuerza” esta es la frase que define el Conceyu abierto celebrado el pasado martes, 19 de marzo, en el Centro Municipal de Carbayín

Publicado el 20/03/2019
El tapin Las asociaciones vecinales y los alcaldes de barrio de Siero crearán un colectivo para reclamar sus derechos y hacer propuestas a los partidos que se presenten a las eleccionesLos portavoces políticos que acudieron al concexu abierto

“La unión hace la fuerza” esta es la frase que define el Conceyu abierto celebrado el pasado martes, 19 de marzo, en el Centro Municipal de Carbayín organizado por la Asociación de Vecinos La Malpica. A esta primera reunión acudieron un centenar de personas entre ellas los portavoces de Foro Siero, Eduardo Martínez Llosa, el de Izquierda Unida, Edgar Cosío, el de Somos Siero, Javier Pintado, la del Partido Popular, Beatriz Polledo y el del Pinsi, Rubén Ordiales, además de los alcaldes de barrio de las parroquias de: Argüelles, El Cuto, Granda, Lieres, Santiago de Arenas, Santolaya de Vixil y Trespando; también las asociaciones vecinales de Negales, Cuenco Suero, La Cabaña de Vega de Poja, Valdesoto, Argüelles, Traspando, El Observador de La Fresneda, La Malpica, San Miguel de la Barreda y Valeriano León de Granda. A esta reunión estaban invitados todos los partidos políticos con representación en el Ayuntamiento de Siero, todas las asociaciones vecinales del concejo y los alcaldes de barrio de las 29 parroquias. En el caso de Ciudadanos el portavoz, Sergio García, no pudo acudir por estar en Madrid y se ofreció a asistir María Luisa Madrid, pero la organización lo descartó ya que se requería la presencia sólo de los portavoces de los grupos municipales.

Objetivos

El moderador de la reunión fue el presidente de la asociación de vecinos La Malpica, de Carbayín, Víctor Fernández, que explicó el motivo de esta primera reunión que no era otro que conseguir la unión de todos para luchar por los derechos de la zona rural y por las cuestiones básicas como son la limpieza, el mantenimiento, los saneamientos, el abastecimiento de agua y el alumbrado entre otras cuestiones, “no queremos ser partidistas, sólo usar nuestros votos, los votos de la zona rural y hablar con los políticos para que apoyen nuestras reivindicaciones y peticiones vecinales. Se brindó venir a al PSOE y la respuesta que tuve es que se avisaría a la portavoz, pero no supe nada más al respecto. Lo que debemos es ir a lo nuestro cohesionarnos y formar un colectivo con los alcaldes de barrio y las asociaciones vecinales, que posteriormente nos reuniremos de nuevo, para hacer las propuestas concretas para toda la zona rural, habrá que quitar cosas y añadir otras. Pero las reivindicaciones son similares en todas las parroquias. No pretendemos atacar, ni apoyar a nadie, ni decir nada a nadie, pero claro en función de la actitud del político que veamos deberemos tener una consideración y decir si lo cumple o no, aunque sea por interés propio o egoísmo de las parroquias. No vamos a permitir que el caramelín se lo lleven los que son buenos y los otros no o tengan que esperar a ser más buenos. Es un derecho que tenemos y que debe de cumplirse con él, que es el mantenimiento y los servicios básicos como son: alumbrado, saneamiento, agua potable y los accesos, que deben estar garantizados”, destacó Fernández.

El presidente anunció que La Malpica propondrá en la siguiente reunión que se incorpore a las reivindicaciones de la zona rural, el que exista todos los años una asignación presupuestaria para todas las parroquias como mínimo, “no se puede llevar una parroquia 7 millones de euros y después ir a las otras a decirles que no hay para echar 50 metros de camino de hormigón y los vecinos estar llenándose de barro. Tenemos que defendernos nosotros mismos, nadie nos va a defender”, afirmó.

 

Análisis político

Tras esta exposición les tocó el turno a los representantes políticos, para analizar, evaluar y explicar a los asistentes el porqué del abandono de la zona rural sierense. El primero en intervenir fue el portavoz de Somos Siero, Javier Pintado, recordó que a lo largo de estos cuatro años su grupo organizó diferentes reuniones en las parroquias con buena recepción por parte de los vecinos. “La situación a la que hemos llegado tiene responsables y no es sólo el equipo de gobierno, sino que hay más responsables como Foro Siero y Pinsi, porque apoyaron todos los presupuestos sin cuestionar nada.  Se tienen que responsabilizar de lo que aprobaron, porque había alternativas, ya que nosotros las presentamos pero fueron rechazadas. No podemos olvidarnos de que a principios del mandato hubo una opción alternativa de gobierno y por parte de IU, por ejemplo, se decidió que tenía que gobernar el PSOE. Por tanto, no olvidemos nunca que hay responsables y se tiene que ser consecuentes con lo que se hace, no sólo para la bueno si no para decir que fue aquello que mi cesión está consiguiendo”, comentó.

El portavoz del Pinsi, Rubén Ordiales, explicó que aprobaron los presupuestos porque los consideran necesarios para continuar haciendo cosas, sin presupuestos es imposible hacer nada. “Desde el 2015 el Pinsi realizó 898 peticiones y comunicados de prensa pidiendo cosas para todas las parroquias, tanto núcleos rurales, como urbanos y todos los desperfectos que nos encontramos. No nos puede achacar Somos que no hemos hecho nada por las parroquias, yo soy el presidente de la Asociación de Vecinos de Valdesoto y llevamos luchando por muchas cosas y haciendo peticiones. Cuando dimitió el alcalde de barrio de Valdesoto metí por registro un comunicado para que se tuviera en cuenta a las asociaciones vecinales, que realmente son las que saben los problemas de las parroquias”, aseguró.

La portavoz del PP, Beatriz Polledo, comentó que estos cuatro años las parroquias rurales fueron “ninguneadas” por este equipo de gobierno y por los que le apoyaron en las diversas inversiones o pocas inversiones realizadas en esta zona. “Hemos mantenido siempre un diálogo fluido sobre todo con los alcaldes de barrio y con distintas asociaciones vecinales de la zona rural y lo que nos llegaba era siempre el mismo mensaje dirigido al equipo de gobierno, por parte incluso del alcalde, Ángel García, donde se aseguraba que había malas formas, no sólo que no se recibía, sino que cuando se hacía tarde y mal era con poca educación y respeto hacia la figura del alcalde de barrio, figura que nosotros defendemos junto con los colectivos vecinales”, apuntó.

Polledo aseguró que dejaba mucho que desear que al final políticamente interesa más invertir en unas zonas que en otros, pensando siempre en el rédito electoral, “me alegro de estar aquí, porque creo que es lo que hace falta, que la zona rural esté unida porque sois 15.000 habitantes en conjunto, que suma más que Pola o Lugones. Este es el momento de reivindicar de una vez por todas el papel de los pueblos. Hay servicios básicos que aquí no llegan, pero pagáis impuestos como los que más. Invitó a la reflexión y me gustaría que esto que se inicia hoy continúe y que seamos capaces entre todos de poner a la zona rural donde se merece. Nosotros apoyaremos a la zona rural, porque hay propuestas no sólo municipales sino también regionales que hay que trasladar a la Junta General, nosotros hemos realizados Proposiciones no de Ley para realizar inversiones en Carbayín Alto y Bajo, que el PSOE siempre rechazo. Está muy bien decir que nos importa la zona rural y evitar los despoblamientos, pero si los servicios básicos no llegan a la zona rural va a ser imposible que eso suceda”, concluyó.

El portavoz de IU, Edgar Cosío, valoró el mandato como “malo” para el concejo en el conjunto y sobre todo para la zona rural, “fueron cuatro años de desatención completa, además de un aumento de la discriminación entre parroquias, porque se benefició a unas parroquias frente a otras a la hora de hacer inversiones suponemos que por calculo electoral o intereses partidistas, pero no mirando por lo mejor para el municipio. Creemos que el ejemplo más palpable de esa discriminación a la zona rural es lo que se pide. Hablando con los alcaldes de barrio te piden saneamiento, abastecimiento, alumbrado y caminos es que algo se está haciendo mal, porque esas cosas son el mínimo que necesita la zona rural para que alguien pueda vivir en ella. Lo que se espera de un gobierno es que cumpla los mínimos, después las peticiones de los alcaldes deben de ir en la mejora de esos mínimos que necesitan”, apuntó.

Cosío consideró que otro déficit que existió fue la falta de diálogo del equipo de gobierno con los alcaldes de barrio, “no es aceptable que un gobierno municipal no coja el teléfono a los representantes de las parroquias, que no se atienda a las peticiones de reunión o no se vaya a las parroquias. Todo esto refuerza la idea que defendemos de que la zona rural estuvo desatendida”, afirmó. Edgar quiso responder al portavoz de Somos explicando que el PSOE gobierno en Siero, pero no gracias a IU porque se votaron a ellos mismos en la investidura, sino porque fue la lista más votadas en Siero, “está de nuestra mano cambiarlo en mayo, quería preguntar al portavoz ¿Cuál era esa alternativa de gobierno?, porque para lograr formar un gobierno alternativo a la lista electoral más votada, hay que tener mayoría absoluta y los número no daban, faltarían otro siete concejales uniéndose Somos e IU y no llegarían”, apuntó.

El último en intervenir en esta primera fase fue el portavoz de Foro Siero, Eduardo Martínez Llosa, recordó que al principio de la legislatura el equipo de gobierno aseguró que llegaría a acuerdo con cualquier grupo municipal menos con Foro, “nosotros mantuvimos una actitud de espera, cuando comenzó la legislatura no había acuerdos, al poco tiempo se empieza a negociar la primera modificación de crédito en una Junta de Portavoces al no llegar a acuerdos el equipo de gobierno se puso en contacto con nosotros y expusimos nuestras condiciones para llegar al acuerdo que fueron aceptadas y a partir de ahí llegó un entendimiento en sucesivas negociaciones en cuestión de presupuestos”, relató.

Llosa aseguró que en su programa electoral llevaron cuestiones importantes para la zona rural, como que el 35% o más del presupuesto se destinaran a inversiones en la zona rural y considera que así fue y hubo esas cantidades encima de la mesa, “nosotros cumplimos con nuestra obligación que es llevar el programa electoral adelante y  se cumplió el compromiso. En la distribución de las inversiones en la zona rural también interveníamos si había una cantidad para caminos, saneamientos y demás se realizaban una serie de planteamientos y había que decidirse y lo importante eran los saneamientos, pero tenían que contar con un proyecto ya hecho, ya que supone una gran ventaja y ahorro de tiempo”, destacó. Eduardo comento que en estos cuatro años se realizó una inversión en saneamiento mayor que cuatro años atrás, aunque en la anterior también se hizo mucho.

Sobre la mejora de caminos y rebacheos Llosa comentó que sobre eso tiene  la potestad el equipo de gobierno, pero ellos también trasmitían las necesidades que les decían los alcaldes de barrio y si se podía se realizaban.

El presidente de La Malpica quiso responder a Llosa y explicar a los asistentes, que en los presupuestos se puede poner las inversiones que se quieren realizar, pero el problema considera que es que no se ejecutan esas inversiones, “no vamos a admitir que algo se comprometa y luego no se haga, apostamos por los proyectos ejecutados y los presupuestos con garantías de que van a cumplirse en el mandato o por lo menos iniciarse. Después puede haber partidas plurianuales y llegar a reclamarlas, pero nos dan largas. La Malpica en 20 años que llevamos peleando sabemos las técnicas que se usan por las corporaciones municipales y en ese momento los que tienen el mando. Se vende este último año el saneamiento, cuando es una obligación que llega desde la Unión Europea y tienen que ponerlo, pero esperaron ahora para decir lo buenos que somos y ponemos el saneamiento en todos lados, ya tenía que haberse realizado. En cuento a los proyectos ya nos la jugaron a nosotros tantas veces, no había proyectos, pero después aparecían en un cajón olvidado, por eso luego se daba el proyecto a los que consideraban que eran bueninos o afines y eso no podemos permitirlo. Tenemos unos derecho si nos corresponden hay que cumplirlos y tenemos unos deberes que es pagar los impuestos y los pagamos, no podemos andar a expensan de los caprichos de unos o de otros”, destacó.

En el segundo turno de intervenciones, Javier Pintado aseguró que el principio de la desafección de los vecinos con la política es el incumplimiento de las promesas y los programas electorales. “Los ayuntamientos trabajan de una manera presidencialista, ya que el alcalde o quien delegue es la única persona que puede hacer propuestas efectivas y la oposición puede bloquear esas cuestiones, si eso no sucede todo lo que lleve el alcalde a la firma se va a llevar para adelante. Por eso los vecinos tienen que saber qué papel jugamos cada uno y ver si vamos a tener herramientas suficientes para bloquear o si vamos a decir a todo amén. Creo que se está planteando que el abandono es patente y no podemos dejar otros cuatro años más que ocurra lo mismo”, afirmó.

Pintado comentó que los presupuestos no son los necesarios, lo que es necesario son los hechos, “no puede quedar todo en yo firme un papel, hay que valorar lo que significa y traducirlo en si están las sebes segadas, asfaltado lo que tiene que estarlo, está todo bien gestionado, porque si vamos a aprobar unos presupuestos para que todo siga mal, igual es mejor no firmar nada y asumir la responsabilidad de que por aquí no pasamos. Propongo desde la oposición buscar una mayoría alternativa, porque si no la única opción que nos dejan es que vuelva a gobernar el PSOE si vuelve a plantearse”, opinó.

Rubén Ordiales afirmó que el Pinsi desde su creación siempre se pensó en gobernar de manera igualitaria para todas las zonas. “En nuestra candidatura está incluida toda la zona rural, si tan mal lo estamos haciendo y se nos tacha de que no miramos para ella, cuando pedimos muchas mejoras”, explicó.

Beatriz Polledo recordó que su grupo siempre votó en contra de los presupuestos y trasladó propuestas, pero como sus votos no eran necesarios al contar con los 13 concejales que suponen la mayoría no se les tenía en cuenta y sus propuestas se quedaban en el saco roto. “Está muy bien sacar pecho con los saneamientos, pero sólo faltaba que algo tan básico este sin hacerse, cuando ya debería de estar acabado. Lo que no se dice es que faltan creo que 10 mandatos para poder llegar a cubrir todos los saneamientos que hacen falta en el concejo. Son costes muy altos y lo que si se debe gestionar son las ayudas a nivel europeo, que las hay, y si concurriéramos a esas subvenciones tendríamos millones para poder invertirlo y descargaría al presupuesto municipal, porque no podemos hacer esas inversiones tan grandes, pero contamos con otras fuentes de financiación. Hay que exigir al Principado que invierta en saneamiento en la zona rural y tendríamos así más dinero para las cuestiones del día a día”, destacó.

La portavoz anunció que llevarán el compromiso en su programa electoral de que todas las parroquias cada año en cada presupuesto tienen que ver reflejado una inversión en su parroquia. “Lo que ha pasado estos cuatro años es que en unas se ha invertido mucho y en otras nada, luego se da la cuestión del sectarismo, si me cae bien y si es afín invierto, pero si es más negativo no invierto, hay que eliminar el sectarismo y desecharlo cuando se gobierna y se es alcalde de todos”, criticó.

Edgar Cosío aseguró que ningún grupo en la corporación está en contra de que se realicen saneamientos, porque es lo mínimo que se necesita para poder vivir en la zona rural, “al principio del mandato hubo un acuerdo tácito de todos los portavoces a que se hiciese una buena inversión en saneamientos este mandato, porque queda mucho por hacer. Se cifraba que alrededor del 30% de las inversiones anuales debían ir a esta cuestión y se hizo un esfuerzo importante. El problema es que si se invirtió el 35% en la zona rural y el 30% iba a saneamientos el resto fue bien poco lo que se invirtió. Por eso lo que reflejaban los presupuestos no coincidían con como entendemos desde IU que debe desarrollarse el concejo y no votamos a favor de los presupuestos. Nos cansamos de que Foro y PSOE dijera que Somos, PP e IU éramos el pacto del no y que había que votar las cosas para que se pudieran hacer y vemos lo que se hizo votando a favor, yo prefiero no tener presupuesto a tener un mal presupuesto. Si prorrogas el anterior hay mecanismos puntuales con los grupos para desarrollar esas inversiones con las modificaciones de crédito”, apuntó.

Eduardo Martínez Llosa considera que el saneamiento es la parte que más encarece las inversiones, pero es una de las más necesarias y lo que menos vende al estar bajo tierra. “La realidad es que no hay ayudas para esta cuestión y mientras tanto hicimos los saneamientos. En todos los acuerdos a los que llegamos con el PSOE nunca se puso ningún reparo para llegar a un acuerdo con otros grupos políticos y es algo público, no sé el por qué no se llegó a esos acuerdos”, apuntó. Llosa explicó que en el presente presupuesto su partido puso dos condiciones encima de la mesa, uno era un plan de choque en la zona rural y otro en la urbana, que sumaban 250.000 euros. El de la zona rural se comenzó con los rebacheos en la zona de Lieres que irá por el resto de parroquias.

Apoyo a las reivindicaciones

Víctor Fernández preguntó a los portavoces antes de iniciarse la última intervención si se comprometían dentro de sus posibilidades a apoyar sus reivindicaciones y necesidades, y no a poner piedras en las ruedas de los colectivos. “Los políticos tienen que hacer lo que nosotros mandamos, porque para eso cobran y no al revés, mientras no cambiemos la manera de pensar malo, pero si piensas así hay que tenerlo claro para pedir por nuestras parroquias”, apuntó.

Pintado aseguró que es cierto que los políticos tienen la obligación de escuchar a la gente y realizar las acciones oportunas, pero todo parte de la verdad porque no se puede contar cosas que no son y hay que afrontar la realidad públicamente, “es cierto que el dinero se acaba y son muchas las parroquias, pero se está planteando todo al revés. En el caso del presupuesto con reducir un 30% los gastos en protocolo, otro 30% los gastos en publicidad y eliminar uno de los asesores de la alcaldía sólo con eso teníamos la mitad de lo que nos costaba un plan de empleo en el que llegábamos a contratar con sueldos dignos a 59 personas, con las subvenciones europeas que lo complementan y podían destinarse 16 a la limpieza de caminos, 26 a la reparación de caminos y 8 al acompañamiento de las personas mayores de la zona rural”, resaltó.

Ordiales comentó que parte de los problemas que se dan es por dejar las cuestiones en manos de los técnicos municipales, “lo veo así y lo comprobé cuando el saneamiento de Tiroco, con los técnicos y el concejal de Obras y el técnico fue él que dijo como se debía hacer y quisiera que me dierais una opción para cambiar ese tema”, afirmó. A esto quiso contestar Víctor con un frase hecha “entre todos la mataron y ella misma se murió”.

Polledo consideró que aparte de destinar una partida anual a cada parroquia se necesita mejorar el diálogo con las asociaciones vecinales y los alcaldes de barrio. “Es cierto que hay un gasto disparado en cuanto a protocolo, publicidad y otro tipo de dispendios, como las subvenciones dependiendo de para quien se dan o no y ahí se va un montón de dinero. Dos asesores como tiene el alcalde que sólo se dedican a hacerle la propaganda y nos han costado 300.000 euros este mandado, son para dos personas puestas a dedo que podían haberse invertido en la zona rural, creo que hay suficiente plantilla en el Ayuntamiento para que esas funciones las hagan ellos como se hizo en otros momentos”, destacó.

Cosío se mostró de acuerdo en que es cierto que hay partidas donde se puede recortar y sacar recursos para la zona rural. “Hay que preguntarse porque son necesarios los planes de choque, porque hay que usarlos cuando la situación está tan deteriorada que hay que hacer inversiones importantes en distintos aspectos y zonas, esto es un reflejo más del deterioro de la zona rural. Cuando llegaron al convencimiento el PSOE y Foro de que necesitaban un plan de choque es que no lo hicieron bien, destinaron a este plan 250.000 euros de un presupuesto de 45 millones de euros, que es el 0,5% del total”, recordó.

El portavoz de IU comentó que hay que seguir trabajando en mejorar la zona rural no sólo en los aspectos básicos, sino también en zonas de juego para los niños, además de sitios para reunirse y servicios sociales, “por una parte hay que garantizar los servicios básicos y recuperar lo que no se hizo en estos 8 años y en paralelo hacer inversiones que no vaya sólo a las cuestiones básicas”, afirmó.

Llosa explicó que esos 250.000 euros del plan de choque son a mayores de la partida que se destina a la reparación de caminos y mantenimientos que asciende a 450.000 euros. “No se nos ocurrió por casualidad, había un deterioro a mayores de todo esto y se propuso invertir 250.000 euros más, como en la zona urbana que había un abandono en cuento a la limpieza y también se invirtió una cantidad de dinero importante”, destacó.

El portavoz de Foro reconoció que no está contento con todo lo que se hizo estos cuatro años, porque considera que se debería de haber ido a más. “Creo que lo que hay que hacer es seguir aumentando y seguir dando lugar a que las actuaciones en todo el concejo se lleven a cabo sea en la zona rural o urbana. Quizá la zona rural sea la más crítica en este momento, yo no puedo estar contento, nosotros estamos en política para mejorar dentro de la posición en la que nos coloquen los ciudadanos”, afirmó.

Preguntas y reclamaciones

El presidente de La Malpica enseñó un plan que presentaron al colectivo en el año 2001 para mejorar la parroquia y considera que no se hizo nada, “hace dos o tres años se destinó una partida de casi un millón de euros para el arreglo y la mejora de los caminos, pero de ese dinero 400.000 euros se destinaron para hacer dos calles en cierta población, que se considera rural y al mirar estas en lo mismo. Además unos 100.000 euros no se usaron. Pero no vamos a quedarnos en esa disyuntiva, lo que hay que hacer es analizarlo todo, unirnos y plasmar las propuestas para presentarlas a todos los partidos y que se ratifique en un pleno, aunque sea en una moción para su debate y aprobación. Se invitará a todos los colectivos de la zona rural”, explicó.

La primera en intervenir fue una vecina, Carmen, que pidió a todos los portavoces asistentes sus propuestas de cara al futuro para la zona rural y que les dieran una oferta. “Si yo como ciudadana os tengo que llevar el trabajo hecho, me pondré yo en vuestro lugar. Entiendo que todos los servicios básicos ya los pagamos y nos corresponde por ley, no hay que discutirlo con ningún alcalde, ni con ningún gobierno que necesitamos un saneamiento ni arreglar baches, porque todos pasamos por las mismas carreteras. Lo que espero de un partido político es que me ponga delante un proyecto de futuro, no que el PSOE lo hizo bien o mal, necesito saber que vais a hacer en mi pueblo, nos interesa saber que va a pasar mañana, pasado y en el futuro”, aseguró.

De la Asociación de La Cabaña de Vega de Poja, Dolores, preguntó por el rebacheo y el plan de choque, ya que considera que en estos cuatro años no vio ninguna inversión en la zona rural, “¿Por qué ahora aparece la partida de rebacheo? Por las elecciones y el año que viene volvemos a tener baches. Me gustaría preguntar a Llosa ¿en estos cuatro años cuantas parroquias fueron rebacheadas?”, comentó.

Avelino de Valdesoto, quiso preguntar al Pinsi y a Llosa, ¿qué partidas se aprobaron para que en Valdesoto no hubiera ni un euro? Carlos vecino de Lamuño pidió a los políticos que visitaran más los pueblos, para darse cuenta del abandono que sufren en este momento, además que valoren porque marchan los vecinos del pueblo. “Muchas cosas que hay que hacer en los pueblos no son de mucho dinero, un poco de zahorra y hormigón”, comentó.

La alcaldesa de barrio de Argüelles, Loli Prendes, mostró el programa electoral del PSOE con el que concurrió a esta legislatura y aseguró que no se cumplió nada: no se apostó con la ganadería, no se limpiaron y se recuperaron las fuentes y los lavaderos, no se limpiaron los ríos, no se realizó ningún tipo de mantenimiento y mucho menos se mejoró el transporte público.

Carmen, de la Asociación de vecinos Valeriano León de Granda, propuso que gracias a la ley de Transparencia se podía pedir la situación real en la que se encuentran las inversiones y los datos, “nos gustaría saber qué criterios se emplean para invertir en unas parroquias y no en otras, ¿por número de habitantes, necesidades o por qué otras cuestiones? Tenemos que saberlo todos o si se basa en amiguismos. Es muy necesario contar con un plan de movilidad, para dejar el coche, que influye en el medio ambiente; poner solución a las inundaciones realizando un convenio a tres bandas como se hizo en Arriondas entre la Confederación, Ayuntamiento y Principado para abordar la cuestión; en cuanto al medio ambiente y el cumplimiento de la ordenanza municipal de limpieza que es muy necesario, que no nos remitan siempre a la Guardia Civil, los Policías Municipales están para algo más que cuando los niños salen del colegio; que se resuelvan los problemas de tráfico en el conejo y en último lugar la llegada de la fibra óptica es una cuestión importante para comunicarnos con el mundo”, afirmó.

El alcalde de barrio de Santiago de Arenas, Cándido Martínez, preguntó cuánto dinero se destina a la zona rural de ese presupuesto de 43 millones de euros. La alcaldesa del barrio del Cuto, Carmen García, comentó que son 25 las parroquias rurales de Siero, no 29 porque el resto se consideran urbanas. “Los problemas son claros, se funde una luz llamas y no te la van a cambiarla y te dicen que esperes a que haya más fundidas, son problemas de la vida diaria como los argayos que tardan días en solucionarse o un caballo muerto que estuvo 5 días sin recoger. Llamas a los concejales y ninguno coge el teléfono, hay que hacer el mantenimiento básico. El problema es redistribuir los recursos humanos y materiales, que organicen las dos palas que hay según las necesidades”, criticó.

Propuestas políticas

El primero en intervenir para responder fue el portavoz de Somos Siero, Javier Pintado, aseguró que el problema es cuando surgen los clientelismos para realizar las inversiones en las parroquias. “El plan de movilidad fue una propuesta de Somos, que está dotada económicamente y puede ser asumida por el Ayuntamiento, donde decíamos que se debería hacer un estudio serio y riguroso, porque no puede ser que los vecinos de los pueblos no puedan desplazarse, cada vez son personas de mayor edad que lo necesitan mismamente para acudir al medio, unido al que la gente joven por ese motivo no quiere venir a vivir a la zona rural. La pregunta que hay que hacerse es ¿cuánto nos costaría el abandono de la zona rural? Sale más barato fijar a la población rural en estas zonas que tener que mantener espacios enormes deshabitados”, relató.

También apostaron desde Somos por la fibra óptica, ya que consideran que sin ella los pueblos están muertos, porque los jóvenes no pueden estudiar y los mayores no pueden acceder a una sociabilidad básica y los de mediana edad no pueden trabajar. Considera que en cuanto al Área Metropolitana se debería analizar cómo se va a realizar, para que la zona rural no pierda servicios.

El portavoz del Pinsi, Rubén Ordiales, aseguró que él nunca va a prometer nada imposible, porque considera que hay que estar con los vecinos y en la realidad que viven, porque lo que les importa es lo que tienen delante de casa. “El problema para fijar población es el transporte, porque los chavales marchan del pueblo cuando realizan los estudios en los institutos y la universidad, ese es el principal problema. Las obras que se hicieron en Valdesoto fueron: terminar el colector de Tiroco; rematar el de Faes, la carretera de Castiello y está pendiente el wifi”, destacó.

La portavoz del PP, Beatriz Polledo, comentó que los impuestos que se pagan no revierten en los servicios básicos y cada parroquia tiene su peculiaridad, aunque hay demandas comunes. “Hay que cubrir las necesidades básicas y hay que aspirar a tener fibra óptica que es necesario a día de hoy para fijar población. El papel lo aguanta todo, pero el movimiento se demuestra andando y hay que ir a una partida presupuestaria. Nosotros llevaremos en el programa electoral la creación de una concejalía exclusiva para la zona rural”, anunció.

El portavoz de IU, Edgar García, destacó que el desarrollo de la zona rural debe de ir por dos caminos los servicios básicos y en paralelo a eso necesitan mejorar la habitabilidad a mayores. “Necesitamos pensar a futuro y lo reclamamos al equipo de gobierno, como pasa con la fibra óptica y demás servicios. El transporte es fundamental para Siero y se necesita un plan de movilidad local. Hay que acercar los servicios públicos, nosotros solicitamos que los Servicios Sociales acudiesen a las parroquias de manera itinerante, pero se necesitan recursos humanos y se puede contratar porque es una de las excepciones que marca la ley. Por otro lado hay que realizar un control de los servicios públicos privatizados, como el de las zonas verdes que no se mantienen. Proponemos un consejo de los alcaldes de barrio para que se reúnan y puedan elaborar los presupuestos participativos contando con las parroquias”, concluyó.

El último en intervenir fue el portavoz de Foro Siero, Eduardo Martínez Llosa, que aseguró que desde el 95 hasta ahora todos los gobiernos fueron de acuerdos políticos, “nosotros no formamos parte del equipo de gobierno aunque hayamos llegado a acuerdos. El decir que un alcalde o concejales no reciben a los vecinos y ser nosotros los que les tengamos que coger por la oreja para que lo hagan no me parece de recibo. La educación, el comportamiento político y el día a día de cualquier persona que está al frente de un Ayuntamiento tienen que saber el mismo cuál es y si no lo sabe es su problema”, concluyó. Algo que considera fundamental y corregible es el plan de mantenimiento de la zona rural, además para evitar la despoblación y atraer a más vecinos son necesarias las mejoras de las infraestructuras y la movilidad.