[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


José Antonio Noval: “La política es sentido común y cuando no se aplica piensa mal”

“Estuve en el Ayuntamiento de Siero entre concejal y los 15 meses de alcalde 16 años, del 1995 al 2011. Cuando comenzó el partido en Pola éramos cuatro amigos y fue creciendo poco a poco, me afilié al PP en el año 86”

Publicado el 10/03/2019
El tapin José Antonio Noval: “La política es sentido común y cuando no se aplica piensa mal”

“que la política no es un mundo fácil eso lo sabemos todos, no puedes ir en tacones por si te la pegas, hay que ir siempre con la máxima prudencia y aun así las circunstancias no dependen de uno, sino de la situación en la que se encuentre en ese momento el concejo o la región”

“paradojas de la vida, sin esa línea de alta tensión allí, no se hubiera conseguido el parque en el centro de Lugones con una extensión considerable. Me acuerdo que la primera cuestión que hicimos nada más entrar en el Ayuntamiento fue hablar con Hidroeléctrica del Cantábrico para soterrar la línea de alta tensión”

 El exalcalde de Siero por parte del Partido Popular durante 15 meses, José Antonio Noval, es natural de Lieres pero con tres años su familia se fue a vivir a Lugones, donde regentaban el Bar Madrid, en el Cruce Viejo y ahí vivió hasta que se casó. “Estuve en el Ayuntamiento de Siero entre concejal y los 15 meses de alcalde 16 años, del 1995 al 2011. Cuando comenzó el partido en Pola éramos cuatro amigos y fue creciendo poco a poco, me afilié al PP en el año 86”, recordó.

Noval confesó que de toda su trayectoria política se queda con lo positivo y agradable de esos años, “que la política no es un mundo fácil eso lo sabemos todos, no puedes ir en tacones por si te la pegas, hay que ir siempre con la máxima prudencia y aun así las circunstancias no dependen de uno, sino de la situación en la que se encuentre en ese momento el concejo o la región”, explicó.

El exalcalde comentó que cuando él entró en el Ayuntamiento en 1995 la política no era fácil, tuvieron que ir presentando sus propuestas y trabajando mucho para buscar siempre el bienestar de los vecinos del concejo. “La política es sentido común y cuando no se aplica piensa mal, eso es lo que aprendí. A nivel de política municipal tratas de resolver todos los problemas que puedan surgir para que todo salga a flote”, afirmó. Los logros que consiguieron fueron a base de trabajo y sobre todo de escuchar a los vecinos.

Uno de los logros en aquellos años fue que no se derribara el Palacio del Marqués de Santa Cruz en Pola de Siero, donde ahora se encuentran dependencias municipales, “se hizo un esfuerzo con una escuela taller y gracias a eso tenemos un edificio en medio de la Pola, que podemos ver y eso estaba para caer” apuntó. También en aquella época se construyó el parque de La Paz en Lugones, que antes se llamaba de La Manzana Central, Noval explicó que de aquella esos terrenos estaban sin hacer y se realizaron grandes esfuerzos para poder ponerlo en marcha y así soterrar la línea de alta tensión, “paradojas de la vida, sin esa línea de alta tensión allí, no se hubiera conseguido el parque en el centro de Lugones con una extensión considerable. Me acuerdo que la primera cuestión que hicimos nada más entrar en el Ayuntamiento fue hablar con Hidroeléctrica del Cantábrico para soterrar la línea de alta tensión”, recordó.

Noval reconoció que lo que se intentó fue recoger sugerencias que eran interesantes o urgencias que había que resolver y pusieron los máximos esfuerzos en ello. También recordó que la obra del Complejo Deportivo Teresa Valdés de Lugones la inició el PP, pero no la pudieron inaugurar y esa obra considera que también fue muy importante para Lugones por el número de usuarios que tiene. Otra de las cosas que se consiguieron fue hacerse con el Casino de Lieres, que  estaba en patrimonio de la tesorería de la Seguridad Social.  “Se realizaron las gestiones oportunas y llegó a buen término, después hubo que hacer una obra y ahora sigue siendo una de las mejores instalaciones del concejo de Siero”, relató.

Otra de las cuestiones que tuvieron que desatascar en aquella época fue la Casa de Cultura de Lugones, “hubo un problema con la empresa que hacía la obra, ya que entró en concurso de acreedores, hubo que llegar a unos acuerdos y mover todo el papeleo, pero el proyecto estaba haciéndose, tuvo que paralizarse. El problema fue de tipo burocrático y al final lo inauguramos nosotros cuando llegamos, en 1998”, explicó.

La filosofía de Noval cuando estuvo en la política fue escuchar, si se podía hacer algo hacerlo y emplear el sentido común. “Eran tiempos diferentes a los actuales, cualquier semejanza con la actualidad es mera coincidencia”, apuntó.

El exalcalde aseguró que cuando llegó a gobernar en el Ayuntamiento de Siero, debido al accidente de tráfico del anterior alcalde, Juan José Corrales, tuvo que reconducir diferentes situaciones en el Ayuntamiento, se consiguió aprobar varia modificaciones de crédito y se realizaron obras que eran urgentes. “La zona rural nosotros siempre la cuidamos en la medida de nuestras posibilidades, el gran problema que tenemos en Siero es la extensión, ya que son 209 kilómetros. Se intentó llegar a solucionar los problemas que podían surgir en la zona rural, con mejoras en el saneamiento, las conducciones de agua y todas las obras que redundan en el beneficio de todos. Soy consciente que eso exige muchos recursos y entiendo que en el Área Metropolitana tendrán contemplada la protección y potenciación de la zona rural, porque en Siero la zona rural está bien comunicada, tiene operatividad y para ir a más y tiene que tener la infraestructuras que hoy un ciudadano demanda”, afirmó.

En cuanto a la urbanización La Fresneda recordó que en la época del exalcalde, José Aurelio Álvarez, del 95 al 99 se construyó el colegio público, “considero que La Fresneda es una zona que el Ayuntamiento debe cuidar, porque está en continua expansión como Lugones y El Berrón. Allí se hizo el centro de salud y el polideportivo entre otras instalaciones. Con la construcción del IES se completa toda la oferta”, apuntó.

Noval aseguró que le quedaron dos cosas en el tintero que le hubiera gustado hacer realidad que son en primer lugar ponerle el nombre de Luis Miranda, un teniente alcalde y profesor de matemáticas del IES Río Nora de Pola de Siero, al campo de fútbol del Bayu en Pola de Siero, pero no pudo ser porque no hubo los suficientes apoyos para que fuera realidad. Otra de las cosas que no se pudieron hacer fue ponerle el nombre de una profesora de párvulos Lugones, María Luisa, al parque de La Paz pero no fue posible.