[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Izquierda Unida acusa al PSOE y FAC de no realizar una ampliación adecuada de la zona de juegos del parque Alfonso X por motivos electoralistas

Publicado el 21/02/2019

El bipartito de PSOE y FAC en Siero debería comprender que, por mucho que se afane, la carrera de presentación de proyectos que ha emprendido antes que las convocatorias electorales se lo impida legalmente no va a ocultar la evidencia de que se han pasado los últimos cuatro años de brazos cruzados, según denuncia Izquierda Unida de Siero.

En relación con este asunto, IU Siero considera que la ampliación de la zona de juegos del parque Alfonso X de La Pola hecha pública en el día de hoy no es más que un remiendo y se aleja mucho de las necesidades reales. Izquierda Unida insiste además en que si PSOE y FAC quieren apropiarse de propuestas ajenas, no lo hagan al menos de forma chapucera.

El proyecto presentado proyecta dividir las zonas de juego según tres grupos de edad, tal y como propuso Izquierda Unida públicamente el pasado mes de septiembre, pero el área que se pretende ampliar queda muy lejos de las necesidades que este grupo municipal había valorado. Así, mientras el equipo de gobierno considera que es necesaria una ampliación de 200 m2 , IU había propuesto que la ampliación se realizase sobre una superficie más de cuatro veces superior a la contemplada. Además, Izquierda Unida consideraba primordial que el proyecto contemplase el derribo de al menos los dos vasos elevados del estanque por actuar como barrera física y visual del área de juegos, pero el proyecto del bipartito parece que no contempla esta posibilidad.

Izquierda Unida cree a la vista de la actuación que se ha presentado (y de la que no se ha informado a los grupos políticos municipales) que el interés de PSOE y FAC es puramente electoralista y cree que en aras de gastar responsablemente los recursos públicos, y habida cuenta del poco tiempo que a ambos partidos les queda en el gobierno, deberían dejar que sea la nueva corporación quien afronte una reforma en condiciones que no intente simplemente ganar un puñado de votos con un parche como el propuesto.