[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


La Federación prohíbe al Independiente CF de Lieres jugar en su campo debido a las malas condiciones que presenta

Publicado el 29/11/2018
El tapin La Federación prohíbe al Independiente CF de Lieres jugar en su campo debido a las malas condiciones que presenta

La Federación de Fútbol ha prohibido al Independiente C.F de Lieres jugar en su campo la jornada octava de la liga contra el Condal B, debido a la situación que presenta el campo de Lieres, a causa de las obras municipales para conectar el saneamiento de las instalaciones deportivas y el colegio de Lieres al colector general. Por lo que este encuentro se disputará el domingo 2 de diciembre por la tarde en el campo del Condal en Noreña, la hora todavía está por determinar. “queremos agradecer a la Federación y al Condal su atención y por dar una solución, además de echarnos una mano”, apuntaron desde la directiva del club sierense.

Como se muestra en las imágenes el terreno de juego se ha convertido en un completo barrizal y después se ha echado encima arena de color blanco para paliarlo, pero desde la Federación alegan que esa arena es del mismo color que las líneas del campo, por lo que no puede jugarse allí ningún partido.

Uno de los directivos y jugador del Independiente de Lieres, David Fuello, recordó que este es el primer año que el club compite, “nosotros cogimos el equipo este año, sólo jugamos y entrenamos nosotros allí, porque nos encontramos el campo prácticamente abandonado, el césped tenía una altura de metro y medio,  las puertas estaban rotas, había cristales rotos incluso tuvimos que cambiar el banquillo porque no cumplía con la normativa de la Federación, Desde hacía dos años ningún equipo jugaba allí”, comentó.

Desde julio, tanto la directiva como los jugadores un total de 25 personas, estuvieron toda la pretemporada preparando el campo, pisando, segando, echando semillas e incluso el Ayuntamiento de Bimenes les dejó una apisonadora, por lo que están muy agradecidos. “Esto es lo peor, que vemos que el trabajo realizado durante tantos meses para que el campo estuviera en condiciones óptimas se ha ido al traste. No sabemos si dentro de dos semanas estaremos igual, es decir, que la federación nos niegue el jugar en nuestro campo y tendremos que pedir al otro equipo que nos ayude”, explicó.