[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Sidoro Villa Costales presentó su novela “Tres beyuscos”

Publicado el 31/05/2019
El tapin Sidoro Villa Costales presentó su novela “Tres beyuscos”

El escritor sierense, Sidoro Villa Costales, presentó su nueva novela “Tres beyuscos” en el Teatro-auditorio de Pola de Siero. El ejemplar se publicó en el mes de  abril y puede adquirirse en todas las librerías, la editorial es Impronta y está escrito en asturiano. Aunque estaba prevista la intervención de José Manuel Piniella, del grupo de montaña Picu Fariu, un problema con la luz lo impidió, ya que no pudieron proyectarse las diapositivas sobre los Beyos y Tolivia en concreto.

El escritor explicó que es conocedor de la zona de los Beyos y que Tolivia era el pueblo que mejor se adaptaba a la historia, al ser abandonado en los años 80, aunque hace dos años algunas personas decidieron volver a darle vida. La novela cuenta la historia de tres beyuscos, Palmira, Gabriel y el hijo de ambos Mador. Los dos primeros son octogenarios vivieron una historia de amor en su juventud que fue truncada por la Guerra Civil y la postguerra, pero de aquella engendraron a Maro, aunque Gabriel no lo sabía. Se vuelven a encontrar en una residencia de mayores y vivirán grandes aventuras para recuperar el tiempo que les arrebataron en su juventud.

“Es unan novela que habla sobre encontrar el sitio al que cada uno pertenece. Intente aunar lo dramático y la comedia, porque considero que para ser una novela real deben estar en sintonía y armonía esas dos cuestiones, ya que la vida real es así alegrías, penas y alguna que otra risa”, afirmó Sidoro. El escritor en la presentación también quiso reclamar la recuperación de las zonas rurales, sobre todo de la ganadería y la agricultura, ya que aseguran que son el pasado de Asturias y no puede perderse, “debemos de apostar por el campo, pero no desde una perspectiva bucólica buscando el retorno a épocas pasadas, sino con el uso de las tecnologías y la maquinara con la que contamos ahora, adaptada a los nuevos tiempos”, relató.