[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


“Juntas por la igualdad”, concentración en La Pola Siero en el Día Internacional de la Mujer.

“Tenemos una propuesta para que todas y todos, desde nuestra diversidad, tengamos una vida digna”, ya que “defendemos una forma de convivir y lo queremos hacer todas, unidas, fortaleciendo nuestras alianzas con otros movimientos sociales y enfrentándonos así a quienes hacen su política desde la mentira y el desprecio a las mujeres”.

Publicado el 09/03/2019
El tapin “Juntas por la igualdad”, concentración en La Pola Siero en el Día Internacional de la Mujer. "Necesitamos una educación feminista que visibilice a las mujeres y aporte referentes femeninos", r

El viernes 8 de marzo la plaza del Ayuntamiento de Siero se abarrotó bajo el lema “Juntas por la igualdad”, en la concentración enmarcada dentro de la jornada de huelga convocada por el Movimiento Feminista, con motivo de la celebración del Día Internacional de la Mujer, como “una llamada de atención a lo que todavía queda por conseguir a las mujeres en la igualdad de derechos con los hombres que es, ni más ni menos, lo que defiende el feminismo”.

En la concentración había mujeres, hombres, madres, padres, hijos, hijas, abuelos, abuelas, nietos, nietas… todas y todos  por la igualdad. También se pudo ver a representantes de movimientos feministas de Siero como la Plataforma Siero Contra les Violencies Machistes o Les Violetes, junto con representantes de partidos políticos y sindicatos.

Huelga laboral, de cuidados, de consumo y educativa.

La huelga se planteó como una propuesta abierta en la que todas y todos, según sus posibilidades, pudieran encontrar la forma de participar y se articuló en cuatro ejes: huelga laboral, ya que “la precariedad y explotación laboral tienen rostro de mujer”, huelga de cuidados, pues “somos las mujeres las que sustentamos la esfera productiva de cuidados cargando con jornadas que nos explotan doblemente, empeorando además nuestras oportunidades y condiciones laborales”, huelga de consumo, que “reivindica un consumo responsable, respetuoso con el medio ambiente y que potencie los comercios y productos locales” y huelga educativa, ya que “necesitamos una educación feminista que visibilice a las mujeres y aporte referentes femeninos a las estudiantes e intente eliminar el machismo en las aulas”.

8 de marzo de 2018, una fecha histórica.

Procedieron a la lectura del Manifiesto 8 M 2019 para Asturias, donde se recordaba que “el 8 de marzo de 2018 millones de mujeres en todo el mundo protagonizamos una huelga general feminista y en Asturias paramos en todos los lugares, en todas las ciudades, barrios y pueblos. Ocupamos las calles para hacer visibles nuestros trabajos, nuestra precariedad, nuestras demandas y nuestros cuerpos. Demostramos y desarrollamos propuestas e ideas para pensar en otras vidas y otro mundo”, pues “somos miles, millones, las mujeres dispuestas a conseguirlo y vamos a seguir luchando por ello, por todas”.

Muchos motivos para apoyar la huelga.

“Dijimos que nadie podría mirar para otro lado frente a nuestras propuestas y nuestra centralidad en el mundo y lo conseguimos”, continuaba el Manifiesto, “y con la fuerza colectiva hemos ido abriendo espacios y consiguiendo algunos cambios, pero no todas ni para todas”, pues “nuestras vidas siguen marcadas por la desigualdad, por las violencias machistas, por la precariedad, por procesos de exclusión derivados de nuestros empleos el racismo y la no corresponsabilidad ni de los hombres ni del Estado en los trabajos de cuidados”.

“Hay por tanto muchos motivos para apoyar la huelga”, señalaban, destacando que “el 8M es de todas las mujeres”, pues “plantamos cara a una ideología reaccionaria, racista, LGBTfóbica… para construir una perspectiva desde la que analizar y trabajar en la construcción de una sociedad justa e igualitaria para todas”.

“Ésto no empieza ni acaba el 8 de marzo”

 Recordaron que “nos precede una larga genealogía de luchas feministas, las mujeres sufragistas y sindicalistas, las que combatieron al colonialismo, las que trajeron la Segunda República, las que lucharon en la Guerra Civil, o contra la dictadura franquista y todas las activistas que nos han traído hasta este momento”. Resaltaban por tanto que “esto no empieza ni acaba el 8 de marzo; sabemos que, para resistir, hay que seguir avanzando y nos sabemos fuertes, pues tenemos una propuesta para que todas y todos, desde nuestra diversidad, tengamos una vida digna”, ya que “defendemos una forma de convivir y lo queremos hacer todas, unidas, fortaleciendo nuestras alianzas con otros movimientos sociales, enfrentándonos así a quienes hacen su política desde la mentira y el desprecio a las mujeres, desde el miedo, el odio, la victimización y el resentimiento”.

“¡Si nosotras paramos se para el mundo!”, concluyeron entre grandes aplausos.