[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El Ayuntamiento de Siero comienza las reparaciones de dos incidencias del temporal en Castiello, en la parroquia de Valdesoto

Publicado el 20/02/2019
El tapin El Ayuntamiento de Siero comienza las reparaciones de dos incidencias del temporal en Castiello, en la parroquia de Valdesoto

El Ayuntamiento de Siero comenzó hoy los trabajos de reparación de dos tramos de un camino en Castiello, en la parroquia de Valdesoto, afectado por el temporal de lluvias. Ambas actuaciones suponen una inversión aproximada de 40.000 euros.

Con motivo de las lluvias producidas el mes pasado, en un camino en Castiello se produjeron dos deslizamientos de la ladera en dos cortes transversales de la carretera, que desplazó el terreno dejando la vía cerrada parcialmente al tráfico. Además, existía un peligro de que el movimiento de tierras se replicase.

Ante esta situación, y dentro de las actuaciones de emergencia que el Ayuntamiento ha puesto en marcha con motivo de las incidencias del temporal. Se iniciaron los trabajos con la búsqueda de una base firme, en las dos zonas del deslizamiento, para la zapata, que se reforzará con hinca de carriles para evitar futuros deslizamientos y se ejecutará una escollera. Tras estos trabajos se procederá a la aplicación de una capa de zahorra para regularizar el terreno y aglomerado para devolver el camino a su estado anterior.

El concejal de Infraestructuras quiso destacar "la rápida intervención ante una situación compleja que impedía la circulación". Rodríguez Morán añadió que "de forma paralela se está trabajando en otras incidencias del temporal en otros puntos del concejo".

Esta actuación llevada a cabo en la localidad de Castiello, en la parroquia de Valdesoto, es una de las obras de emergencia que se están llevando a cabo para solventar los problemas del temporal y que, según las estimaciones de los técnicos municipales, ascienden a 350.500 euros.