[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Ciudadanos insta al equipo de gobierno a que se habiliten espacios para el esparcimiento de las mascotas en el Parque Periurbano de Pola de Siero

Publicado el 01/02/2019

La Agrupación de Ciudadanos (Cs) Siero ha instado hoy al equipo de gobierno a que se habiliten espacios para el esparcimiento de las mascotas en el Parque Periurbano de Pola de Siero.

Tras el fallido intento del Partido Socialista y Foro de construir un parque canino en la parcela municipal de La Rienda, con gran malestar  por parte de los vecinos, especialmente debido a la cercanía a las viviendas, se da la circunstancia de que el proyecto del Parque Periurbano lleva paralizado desde el 2011 por irregularidades en el expediente, pero ofrecería enormes posibilidades para el uso de los propietarios de perros, en cuanto que el lugar se encuentra suficientemente alejado de vecinos a los que pueda generar molestias

Hace ya un mes desde que Ciudadanos registrase una Moción con el fin de que se actualizara la ordenanza actual en materia de tenencia, defensa y protección de los animales de compañía y domésticos, así como la modificación del régimen sancionador, una Moción que derivó finalmente en una enmienda a su totalidad.

Y es que Siero ha experimentado en los últimos años un crecimiento exponencial en el número de perros, por lo que se hace necesario fomentar espacios de integración y convivencia.

Cs recuerda además al equipo de gobierno, que existen más demandas de los propietarios de mascotas que siguen sin ser atendidas como en El Berrón, Lugones y también en La Fresneda.

Demandas canalizadas por la iniciativa vecinal “Siero Dog Friendly” a través de la cual, los vecinos de La Fresneda han llegado a un principio de acuerdo con el alcalde para identificar prados para el esparcimiento de los perros, así como una parte concreta del parque de La Fresneda, alejado de parques infantiles y viviendas, que serviría para la suelta de los perros.

A pesar de conllevar poca inversión y poder tramitarse con un contrato menor, este acuerdo sigue hoy sin materializarse, lo que contribuye a pensar en posibles intereses de carácter electoralista.