[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Azul Azul Marino galardonada con el premio Comercio Local de Proximidad Innovador 2018 de Siero.

“Estoy muy contenta y el premio me hace muchísima ilusión”, señaló Natalia Fernández, “pues coincide con los veinte años de tienda y con el lanzamiento de una colección de marca propia diseñada por mí”.

Publicado el 17/11/2018
El tapin Azul Azul Marino galardonada con el premio Comercio Local de Proximidad Innovador 2018 de Siero.

La tienda polesa de moda para bebés, niños y adolescentes situada en la calle Villaverde y que cumple veinte años de existencia, ha sido este año la galardonada con el premio al Comercio Local de Proximidad Innovador de Siero ya que cuenta con su propia página web, presencia en Facebook, en Instagram, tienda on-line y además va a sacar una línea de diseño propio llamada también Azul Marino. “Nos pareció el nombre más adecuado”, señala Natalia Fernández, su propietaria, pues “en mi casa hay una frase que decimos mucho: ‘Azul Marino somos todos’ y es que todo el mundo hace algo para el negocio: uno se ocupa de las redes sociales, otro me lleva por el mundo a buscar etiquetas, bolsas, donde hay un almacén de esto o lo otro… la niña hace un poco de imagen de la marca… en fin, que todos colaboramos y por eso decidimos dejar el nombre como está. Somos una empresa familiar total.

Natalia declara estar muy orgullosa de sus clientes porque “tengo una clientela muy fiel, de muchos años, que entran a mi tienda a comprar e incluso vienen buscando, por poner un ejemplo, un jersey verde y, si no lo hay, pues se lo llevan azul”. Es gente que “entra en la tienda a comprar en esa tienda”, resalta, lo que también “es el fruto del trabajo de veinte años, la cercanía con la gente, el conocer sus gustos y asesorarles si me lo piden, pues en ese sentido prefiero perder una venta a que alguien se lleve de mi tienda algo que no le siente bien”. “También puedo decir que la mayoría de mis clientes son un cielo y puedo presumir de que en veinte años no me han dejado ni una sola deuda, ni una sola persona me ha dejado algo sin pagar… ¡nunca!”, a pesar de que “dejo muchas veces que se lleven a casa las prendas para probárselas a los niños”, señala.

“Yo creo que tener una buena difusión en redes sociales es muy importante y que también tienes que vender algo que no vean en otra parte, algo distinto”, pues “yo vendo otras marcas, pero esas maracas las pueden encontrar en otras tiendas, mientras que la marca Azul Marino sólo la encontrarán en mi tienda”, explica Natalia, para añadir que “por ejemplo el otro día me pidieron seis vestiditos desde Málaga y yo pensé: ‘¡Qué cosa más rara… seis vestidos… y todos desde Málaga!’. Y resulta que una chica había colgado en un grupo de madres del colegio la foto del vestido, le preguntaron de qué tienda era y seis de ellas me lo pidieron”. A pesar de ello Natalia considera que, en ventas online aún está “en pañales”, pues sólo supone un treinta por ciento de las ventas, aunque “ha mejorado porque cuando empezamos era un diez por ciento”, por lo que “lo que supone sobre todo la tienda online es un escaparate, un bonito escaparate pues la gente me llega con la captura de un modelo que ha visto en Facebook, por ejemplo, para comprarlo en la tienda física” y por eso cree que “eso va ir mejorando con la marca propia, pues ahí voy a vender algo especial y distinto, que no van a encontrar en otra tienda”.

La marca Azul Marino “se confecciona en un taller de Gijón y las telas las procuro comprar aquí también; es una colección diseñada, hecha y vendida desde Asturias”, porque “yo soy muy perfeccionista y me gusta ir haciendo un continuo seguimiento de la confección del producto y eso no lo podría hacer si fabricara fuera”. Además “así fomento el trabajo aquí en Asturias… ¿Qué vale más caro? Vale, pero está hecho aquí, por gente de aquí y deja el dinero aquí”, recalca. La primera colección de la nueva marca se lanzará en febrero, para la colección primavera- verano, una colección “sólo mía, que he diseñado yo” y “ya estoy preparando la colección otoño- invierno del año que viene, pues hay que hacerlo con una antelación de entre un año y seis meses”.

El próximo viernes 16 de noviembre a las 8 de la tarde tendrá lugar la gala de entrega de  premios en el Auditorio y “tendré que decir unas palabras… y, como soy tan rollista, hablaré más de la cuenta, pero… ¡estoy muy contenta y el premio me hace muchísima ilusión!, pues además coincide con los veinte años de tienda y con el lanzamiento de una colección de marca propia diseñada por mí”,  expresa Natalia con una radiante sonrisa.