[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


La Plataforma Ciudadana de Siero por el Derecho Animal pide que se cumpla con el Plan CES, que se señalicen las colonias y que se dé más agilidad a la inscripción de los Cuidadores

Publicado el 11/06/2018
El tapin La Plataforma Ciudadana de Siero por el Derecho Animal pide que se cumpla con el Plan CES, que se señalicen las colonias y que se dé más agilidad a la inscripción de los Cuidadores

La Plataforma Ciudadana de Siero por el Derecho Animal volvió a solicitar por escrito al Ayuntamiento la implantación del Plan CES (Captura-Esterilización- Suelta) con el fin de dar cumplimiento a la ordenanza de Defensa, Protección y Tenencia de Animales de Compañía y Domésticos del concejo de Siero. Este plan fue presentado en varias reuniones mantenidas con el equipo de gobierno, en las que incluso se les pidieron diferentes modelos y datos que se presentaron en su día. Fue un trabajo altruista elaborado por las cuidadoras voluntarias de las colonias callejeras felinas del concejo.

El Tapín pudo ver el documento donde se solicita la implantación del Plan y viene de manera muy detallada con fotos de los animales y los nombres que les han dado, incluso se presentan las clínicas veterinarias que ofrecen las mejores garantías para realizar la esterilización y sus precios. “Queremos garantías sobre todo al esterilizar a las hembras, ya que el proceso es mucho más complicado, porque conlleva anestesia general y no puede ser a la ligera la elección de las clínicas que lo realicen. La Plataforma solicita que se destine una partida Presupuestaria Anual que tenga una continuidad  en el tiempo, y no que el Ayuntamiento destine una única partida presupuestaria sin más control. Ya que eso sería inútil y no daría resultado. “Pedimos que en el caso de existir esa  partida presupuestaria pública, sería operativo organizar el trabajo de manera que el dinero se depositara directamente en los veterinarios, para que el trabajo de los voluntarios encargados, se limitara en exclusiva al trabajo diario con los animales objeto de este plan, sin tener acceso a dicho presupuesto. De este modo, se agilizan los procedimientos a nivel logístico y se ofrece total transparencia a dicho proyecto, tanto para el Ayuntamiento como para los centros colaboradores”, explicaron.

La Plataforma detalla en el informe que son muchos los beneficios de la implantación del Plan CES que trata de dar solución a los problemas ocasionados por los gatos incidiendo sobre su esterilización para impedir el aumento descontrolado de la densidad de animales. Una vez esterilizados, identificados, marcados y tratados sanitariamente son devueltos al territorio donde desarrollan su vida. La alta territorialidad de los gatos silvestres hace que su presencia actúe de barrera contra los intentos de colonizar el territorio incluso cuando los recursos son suficientes para mantener a una población mayor de la existente. Las poblaciones se estabilizan cuando el número de individuos esterilizados alcanza el 70% y si se llega al 100% la colonia declinará lentamente. La salud de los gatos mejora y las molestias vecinales disminuyen.

Es el único método efectivo, práctico, humanitario y que busca satisfacer o beneficiar a todos los implicados. Se persigue controlar  progresivamente la colonia o su mantenimiento en unos niveles de población adecuados, interviniendo sobre la fertilidad del grupo.

Ha resultado de una efectividad alta en relación coste / resultados, y se está postulando como principal método de control en los países sensibilizados, tanto con una gestión racional de los recursos, como con un trato humano con los animales. Como hemos citado anteriormente, es el método recomendado por la Organización Mundial de la Salud para el control de colonias felinas.

Descienden  las quejas vecinales, al desaparecer las molestias ocasionadas en las épocas de celo, y elimina aquellas de carácter territorial: marcaje de machos en época de celo, persecuciones, peleas o acoplamientos. Todo ello puede constituir una fuente de quejas vecinales que desaparecen.

Los integrantes de la colonia pasan un examen veterinario riguroso en el momento de la esterilización, así como los tratamientos indicados para reducir las enfermedades de trasmisión felina y las zoonosis.

Las colonias controladas, constituyen una garantía para la salud tanto de las personas como de los animales de compañía, un bienestar asociado a nivel biológico (control de plagas altamente peligrosas para la salud humana).

Disminuye la entrada de animales en centros de acogida y protectoras, haciendo descender los costes y saturación de los mismos. Se fomenta con ello, la idea de participación ciudadana en los asuntos de la ciudad, así como de la colaboración entre administración pública y entes privados.

Es imprescindible, la colaboración de los cuidadores para lo que se requiere una sensibilización absoluta de los mismos. El coste emocional de este tipo de intervenciones son fácilmente asumibles por todos ellos.

Proyecta la idea de una ciudad moderna y preocupada por buscar nuevos y eficaces sistemas de gestión animal a la vez que una imagen amable de la misma ante turistas y ciudadanía. En algunos países europeos (Italia) y regiones de España (Vitoria-Gasteiz) se ha tratado a este tipo de colonias felinas emplazadas en lugares históricos, como un valor añadido turístico.

Otra de las quejas de la Plataforma es que llevan esperando meses a que a varios cuidadores de colonias se les de contestación a la inscripción en el registro creado para tal fin por el Consistorio, por lo que se encuentran en una situación peculiar al estar encargados de las colonias, pero sin saber realmente que pueden hacerlo, ya que el Ayuntamiento prohíbe a los vecinos que no estén inscritos en el registro dar de comer a los animales y eso contempla sanciones. “Pedimos que se agilicen los trámites lo máximo posible, para que no estén en el limbo y tengan un papel que les acredite para realizar esa actividad, por lo menos delante de los vecinos que les increpan por darle de comer y cuidar de los gatos callejeros”, resaltaron.

El pleno de Siero aprobó por unanimidad la señalización de las colonias felinas actualmente registradas en espacios públicos; que se habilité y acondicione una parcela municipal incluyendo su cerramiento, para que los gatos que por motivos de fuerza mayor tengan que ser trasladados, puedan estar  seguros y protegidos. Esta parcela sería debidamente controlada por personas voluntarias según convenio que se suscriba con el Consistorio. Estas medidas aseguran desde la Plataforma que todavía no se han llevado a cabo y las consideran básicas para la defensa de estos animales.

En Pola de Siero existen en la actualidad once colonias registradas y seis que todavía están sin registrar. Las cuidadoras quisieron resaltar no se debe sociabilizara los gatos de colonia, algo muy importante para su supervivencia. Ya que ello supone exponerlos a un riesgo innecesario. No deben fiarse de  la gente, ya que no todo el mundo tiene las mismas buenas intenciones. Por eso es tan importante. “Nosotras les alimentamos, desparasitamos y atendemos y cubrimos  sus necesidades sanitarias tanto en la colonia como en el veterinario, todo ello de nuestro bolsillo. Es vital para ellos la observación y evitar la sociabilización lo más posible”, destacaron.

En el caso de que en las colonias aparezcan animales perdidos domésticos o que son demasiado confiados se les busca su domicilio o uno donde se les quiera adoptar. “Son ellos mismos los que se regulan en las colonias, si falta un gato siempre vuelve otro, se llenan los espacios vacíos que puedan quedar en las colonias y pueden soportar un número limitado de gatos”, explicaron.