[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


La Plataforma de Pensionistas y Jubilados de Siero se muestra indignada por la actitud de Foro, PP, PSOE y Ciudadanos ante los planes de pensiones privados.

“Para que sepáis a quién votáis y lo que ellos votan después y actuéis en consecuencia”

Publicado el 06/10/2018
El tapin La Plataforma de Pensionistas y Jubilados de Siero se muestra indignada por la actitud de Foro, PP, PSOE y Ciudadanos ante los planes de pensiones privados.

“Para que sepáis a quién votáis y lo que ellos votan después y actuéis en consecuencia”, recalcó César Loredo ante el rechazo en el pleno de la moción que pedía la retirada del PEPP (Plan Europeo de Pensiones) que “pretende fomentar las pensiones privadas”, pues “parece que a algunos partidos les interesa más apoyar a la banca con las pensiones privadas que apoyar a los ciudadanos con las pensiones públicas”.

Durante la concentración mensual de jubilados y  pensionistas sierenses para la defensa de “unas pensiones públicas dignas presentes y futuras”, César Loredo, integrante de la Plataforma de Pensionistas y Jubilados de Siero, quiso, ante todo, “informar a los presentes de que la moción presentada al pleno ordinario del 27 de septiembre conjuntamente por IU, Somos y Pinsi, a instancias de la Plataforma, pidiendo la retirada del PEPP (Plan Europeo de Pensiones), el cual “pretende fomentar las pensiones privadas en detrimento de las pensiones públicas”, fue rechazada por los votos en contra de FORO y PP, junto con la abstención de PSOE y Ciudadanos. “Ése fue el resultado en el pleno de Siero, para que sepáis a quién votáis y lo que ellos votan después y actuéis en consecuencia”, recalcó, pues “parece que a algunos partidos les interesa más apoyar a la banca con las pensiones privadas que apoyar a los ciudadanos con las pensiones públicas”.

También informó de que, respecto al Pacto de Toledo, “ha habido por parte del gobierno una declaración de intenciones pero de momento ni se sabe nada ni se firmó nada”, lo cual le parece motivado “más por la proximidad de las elecciones autonómicas y municipales para el año que viene y las generales para… no sabemos cuándo… que por la voluntad real de apoyar las pensiones públicas”. Por ello destacó la importancia de que “antes de dar nuestro voto a ciertos partidos leamos atentamente su programa y así podremos ver que a algunos partidos las pensiones públicas no les importan nada de nada”. También señaló el hecho de que “la situación empeorará en el futuro, pues con los sueldos que se están pagando últimamente las pensiones venideras se van a quedar en la mitad de las actuales, que es precisamente lo que quieren hacer en realidad y los que puedan, que serán muy pocos, que coticen a lo privado para complementarlas”. “O nos movemos ahora o las pensiones públicas y dignas se van al garete”, subrayó.

César Loredo también quiso destacar que “las pensiones no sólo salen de la caja de la Seguridad Social y de las cotizaciones, también se pagan con los impuestos recaudados por lo que, si no se pagan impuestos, las pensiones peligran y ahora mismo todo está montado para que las grandes empresas paguen la mitad o menos de lo que deberían pagar”, lo cual se une a “las grandes evasiones fiscales que hay en este país, los grandes defraudadores y la economía sumergida”, concluyó.

Nati Menéndez, de la Coordinadora Asturiana por la Defensa del Sistema Público de Pensiones, a la que la plataforma sierense está adherida, señaló que “el PEPP no es un plan de pensiones, en realidad es un producto de los bancos destinado a quitar a los trabajadores y trabajadoras un buen pellizco de su salario todos los meses, con la incertidumbre añadida de no saber si al final lo cobrarán o no, pues los inversores pueden desaparecer de la noche a la mañana, como ya ha ocurrido y es probable que vuelva a ocurrir dentro de diez o veinte años y esas personas que creían estar pagando un plan de pensiones se quedarán sin nada”.

La Plataforma reivindica que se mantenga el Sistema Público de Pensiones, recurriendo a los Presupuestos Generales del Estado en caso de déficit, el restablecimiento de la jubilación ordinaria a los 65 años, la pensión mínima de 1.084 euros, la revalorización automática anual de las pensiones conforme al IPC real, la desaparición de la brecha de género en las pensiones, el pleno funcionamiento de la Ley de Dependencia, la eliminación del copago, la garantía de suministros básicos (energía, agua, transporte) y el restablecimiento de los derechos sanitarios en el sentido de “la sanidad pública, universal y de calidad que teníamos”.