[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


El poleso Francisco José Montes fue el ganador del VI Concurso de Sidra Casera de Siero

El certamen contó con la participación de 37 sidras caseras del concejo

Publicado el 30/09/2018
El tapin El poleso Francisco José Montes fue el ganador del VI Concurso de Sidra Casera de Siero

El vecino de Pola de Siero, Francisco José Montes, fue el campeón del VI Concurso de Sidra Casera de Siero organizado por el Club Sierense Amigos de la Manzana y en el que colabora el Ayuntamiento de Siero. La final tuvo lugar por primera vez en la plaza cubierta de Pola de Siero, para darle un mayor realce y impulso en cuanto a la asistencia de público.

El certamen contó con la participación de 37 sidras caseras del concejo. El segundo clasificado fue el vecino de La Fresneda, Miguel Ángel Pereda y en tercer lugar quedó Rosalía Ornia de Feleches. Todos los participantes recibieron un diploma acreditativo y 100 corchos, los diez primeros clasificados se llevaron otro diploma y los tres primeros consiguieron en el caso del primero una plaza conmemorativa, un trofeo y un barril de 150 litros, el segundo se llevó el diploma, trofeo, la placa y un descorchador y el tercero diploma, trofeo, placa y corchador.

El jurado estuvo formado por personas vinculadas al mundo de la sidra, que cuentan con una amplia experiencia en este tipo de pruebas y fueron: el presidente Maximino Villarrica, Juan Pérez, Tano Collada, Gumersindo Martínez y Joaquín Fernández. Villarrica aseguró que este año hubo un muy buen nivel de sidra, aunque reconoció que a la sidra profesional siempre se le exige mucho más que a los caldos caseros, “estoy muy contento, porque la sidra que ganó fue la que quedó en primer lugar en la primera fase, eso quiere decir que es la sidra adecuada, aunque es cierto que puede cambiar de una botella a otra. En cuanto a la segunda se nota que es un poco más floja que la primera, pero aún así tiene buena calidad. El caldo que ganó tiene buen vaso, buen aroma y algo de verdín, pero es seca y la mejor del certamen”, comentó.

El vencedor aseguró que era la primera vez que participaba en un concurso de este tipo, aunque es originario de Feleches, donde lleva cinco años celebrándose, “estoy muy contento, no contaba con llevarme el premio. Mi sidra puede beberla todo el mundo es suave, con un poco de acidez para darle sabor y no es muy dulce. Lo más importante para hacer una buena sidra es tener tiempo y ponerle esfuerzo y dedicación”, explicó.