[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


IU Siero denuncia la discriminación entre las parroquias en la oferta formativa de la Fundación Municipal de Cultura

Publicado el 13/09/2018

Después de la publicación la semana pasada de la oferta formativa de la Fundación Municipal de Cultura para el curso 2018?2019, en la sesión Comisión Informativa de Bienestar Social y Acción Ciudadana celebrada el martes , 11 de septiembre, Izquierda Unida de Siero ha denunciado la existencia de importantes “zonas blancas” en el catálogo publicado.

IU Siero considera que no es que las opciones disponibles en muchos de los pueblos sean para tirar voladores, pero lamentablemente ese no es el peor de los problemas. A su juicio es llamativo por ejemplo que un año más, el conjunto de las parroquias de Samartino, La Collá y Muño ?en las que viven aproximadamente 2.000 sierenses? esté completamente desaparecido. Y aún es más sangrante el caso de Santa Marta Carbayín, Carbayín y El Cuto (2.100 habitantes entre las tres), puesto que mientras que en el periodo 2017?2018 se impartía en Carbayín un curso de Cultura general para mayores y otro de Guitarra, este año no solo no se incluye ninguno sino que es la única sede que no repite. Se pasa de tener cursos en catorce pueblos a tenerlos en trece, y qué casualidad, es Carbayín el que desaparece.

Una vez más, el bipartito de PSOE y FAC reincide en su discriminación de las parroquias del sureste del concejo. IU Siero espera las explicaciones de la concejala de Cultura, que aplazó la respuesta hasta la siguiente sesión de la comisión, aunque poca justificación parece que pueda existir más allá de la ya demostrada falta de compromiso del bipartito con la zona rural que también con otros asuntos Izquierda Unida viene denunciando durante todo el mandato. Desde luego, no es sostenible el discurso de que queremos fijar población en las parroquias rurales si después no solo ya no se hace oferta en las mismas sino que además se elimina la poca existente.