[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


¡Por unas pensiones dignas! Concentración martes 5 de junio a las 12 delante del Ayto de SIERO.

Publicado el 03/06/2018
El tapin ¡Por unas pensiones dignas!  Concentración martes 5 de junio  a las 12 delante del Ayto de SIERO.

¡Por unas pensiones dignas!

 Nos dirigimos a la población de Siero con el propósito de comunicarles una buena noticia: el nacimiento y creación de una Plataforma Unitaria para la defensa de nuestros derechos como [email protected] y pensionistas, como un movimiento social apartidista, asambleario, abierto, transversal e inclusivo, en el cual caben todo tipo de personas que estén de acuerdo con el objetivo de DEFENDER EL SISTEMA PÚBLICO DE PENSIONES y percibir unas PENSIONES DIGNAS para todas las personas, que nos permitan vivir con tranquilidad, afrontar con holgura los gastos corrientes de la vida cotidiana, hacer planes de futuro y disfrutar de la vida después de tantos años de esfuerzo y trabajo, contribuyendo a la riqueza común y al progreso de esta sociedad de la que formamos parte.

 Queremos invitar a participar de esta enriquecedora experiencia y a sumar fuerzas y ánimos a un movimiento mucho más amplio, que se extiende por todos los pueblos de España, mediante el cual lograremos defender y mejorar nuestros derechos mientras nos mantengamos unidos, firmes y determinados a ello.

 Derechos Sociales que, con tanto esfuerzo, nos costó conseguir a esta generación de personas que hoy somos pensionistas. Todos los derechos sociales se han conseguido en las calles luchando. No representan ningún privilegio, sino que son legítimos derechos que nos permiten vivir con dignidad y con la esperanza de un futuro mejor. A todos y cada uno nos corresponde defenderlos y ejercerlos: mujeres, jóvenes, estudiantes, parados....

 Las sucesivas reformas legislativas han debilitado uno de nuestros derechos históricos más sensibles y necesarios para las familias: el Sistema Público de Pensiones.  Los recortes practicados con la excusa de la “crisis” y la situación de precariedad que sufren los trabajadores tras las dos reformas laborales, han reducido los salarios y por consiguiente las cotizaciones a la Seguridad Social de las que se sustentan actualmente las pensiones.

 Por otra parte, por quinto año consecutivo, nos aplican una escasa y ridícula “subida” del 0,25% en las pensiones, ahondando en la pérdida de poder adquisitivo de uno de los sectores más empobrecidos de la población. Los escasos dos euros que supone esta subida contrastan claramente con la subida del 12% del precio de la luz o del 10% del gas. Y mientras tanto se vacía la hucha de las pensiones, mientras se compensa con generosas cantidades, los errores y avaricias de banqueros y aventureros-empresarios.

 Por si no es suficiente, se pretende mantener la aplicación de la subida del 0,25% a partir del 2019 (índice de revalorización de las pensiones (IRP) que según la Autoridad Independiente de Responsabilidad Fiscal (Airef), se aplicará hasta el año 2023. Otros organismos estiman que hasta 2038 o 2060, si es posible y no encuentran mucho rechazo.

 Veamos cuatro números:

 Somos aproximadamente 9 millones de pensionistas; Más del 50% cobran menos del SMI; Un 34% de familias tiene como único ingreso la pensión; El 30% de las pensiones no alcanza los 600€.

 El salario medio de las mujeres es el 76’7% respecto al de los hombres. La brecha de género es de 6.000€ anuales.

 Los hombres perciben una pensión media de: 1.147,98 euros; Las mujeres perciben una pensión media de : 725,02 euros; No se contabiliza como trabajo cotizado la crianza de los hijos ni la atención a los familiares dependientes.

 Es evidente y necesario que nos corresponde a todos y cada uno de nosotros hacernos cargo de esta situación, ante la inactividad de los agentes políticos y sociales que durante años han mirado a otra parte o directamente han legislado en nuestra contra.

 Sabemos que podemos vivir dignamente con pensiones públicas. Unámonos para defenderlas y para asegurar las de ahora y las futuras, las de nuestros hijos y nietas.

 Estas son algunas de nuestras propuestas y reivindicaciones básicas:

 -Que tanto las pensiones mínimas, como el salario mínimo tengan una cuantía de 1080 euros, como recomienda la Carta Social Europea.

 -Revalorización de las pensiones, como mínimo, en base al IPC real (que pasa también por el aumento de las pensiones mínimas, en mayor cuantía) y recuperación del poder adquisitivo perdido a partir de 2011.

 -Eliminación de la Brecha de Género en las Pensiones.

 -Destopar el complemento a mínimos, considerando para cada caso la cuantía necesaria hasta llegar a la pensión mínima vigente en cada momento.

 -Suspensión inmediata de la entrada en vigor del llamado factor de solidaridad intergeneracional (o factor de sostenibilidad) prevista para enero de 2019.

 -Todas las agrupaciones de pensionistas coinciden también en que el sistema público de pensiones debe asegurarse financieramente, con las transferencias del Estado que sean necesarias cuando las cotizaciones sociales no alcancen a cubrir el gasto en pensiones, garantizando, a su vez, la suficiencia de las mismas para una vida de calidad en la vejez, como establece la Constitución Española, en su artículo 50.

 -Reivindicamos el blindaje de las pensiones en la Constitución, de modo que se las reconozca como un derecho fundamental y se las incluya en los presupuestos generales.

 -Restablecer la jubilación ordinaria a los 65 años.

 -Recuperación del subsidio para mayores de 52 años.

 -Jubilación anticipada sin penalizar con reducciones, cuando se acrediten 40 años cotizados.

 -Reclamamos la anulación de la reforma laboral de 2012 que precariza las condiciones de trabajo, reduce los salarios y limita los ingresos por cotizaciones sociales del sistema de Seguridad Social.

 -Reforma integral del Sistema Público de Pensiones para hacerlo más justo y redistributivo, restableciendo el período de cálculo para determinar la cuantía de la pensión a percibir, en torno a los dos o cinco últimos años, como máximo.

 -Inmediato funcionamiento de la Ley de Dependencia, en su totalidad.

 -Eliminación de todo tipo de copago y restablecimiento de los derechos sanitarios.

 -Garantía de suministros básicos: agua, energía, transporte.

 -Aumentar los medios humanos y técnicos para luchar contra el fraude fiscal.

 -Reducción y progresiva eliminación de los gastos militares y de defensa ( u ofensa): Lo primero atender a las personas y nuestra digna supervivencia.

 -Aspiramos, legítimamente, a ser un actor social escuchado en la Comisión Permanente de Seguimiento y Evaluación de los Pactos de Toledo.