[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Somos Siero denuncia la dejadez del Equipo de Gobierno con el Patrimonio Cultural

Desde el año 2005 el Ayuntamiento conoce el estado de riesgo de la chimenea de El Bayu y aún no está solucionado.

Publicado el 10/07/2018

Sentencias como la del “Águila Negra” o el estado del Palacio de Celles, el Molín de Les Folgueres o La Cebera  son ejemplos de la total dejadez por parte de equipo de gobierno de Siero por mantener el patrimonio de nuestro concejo, algo que resulta ya no solo una dejadez, si no un peligro, al referirse a la Chimenea de El Bayu.

En el año 2005 el Ayuntamiento de Siero inicia el trámite de derribo de la chimenea, alegando “grave riesgo de desprendimiento”, trámite que 13 años después no ha culminado de ninguna manera.

Si bien sucesivos gobiernos de Siero intentaron terminar con este elemento patrimonial, anunciando en 2013 incluso su derribo, gracias al trabajo del Servicio de Patrimonio del Principado de Asturias no se descatalogó con lo que los sierenses no perderemos parte de nuestra historia y la empresa propietaria estaba obligada a realizar las obras necesarias de mantenimiento y reparación de la estructura.

Esto da lugar a un largo proceso municipal en el que ya en 2014 Foro llega a cerrar la senda peatonal por el riesgo a los peatones, y en 2018 sigue cortada por el mismo motivo.

El riesgo de caída de la chimenea no se evita con el cierre de la senda pues puede caer sobre un tren o sobre quienes utilizan el rio para practicar deporte; por tanto es urgente que el Ayuntamiento de Siero actúe.

En enero de 2018 se solicita a la propiedad, EDP, que presente en el plazo de 2 meses un proyecto de reparación y así lo hace, indicando un plazo de ejecución de 1 mes; sin embargo 4 meses después la obra no se ha iniciado y con ello se mantiene el riesgo y el trastorno a las personas usuarias de la senda.

Desde Somos Siero se exige se de celeridad a la reparación y que esta se haga en base al criterio del informe del Servicio de Patrimonio Cultural que dice “se considera que la Chimenea constituye un elemento junto con le pabellón de la licorera, aún existente, que mantiene su relevancia histórica y que por su pequeña escala y su situación en una senda peatonal muy visitada podría dar lugar a su reutilización como equipamiento” y en base al mismo no se derribe ningún elemento, si no que se ponga en valor uno de los pocos elementos que quedan del pasado industrial existente en La Pola Siero.