[X]

Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar su experiencia de usuario y ofrecerle los mejores servicios.
Si continua navegando, consideramos que acepta su uso. Puede cambiar la configuración u obtener más información en nuestra Política de Cookies.


Todo indica que PSOE y FAC ha hecho oídos sordos a las peticiones que, en relación con la modificación de las ordenanzas fiscales para 2019, les hizo llegar Izquierda Unida de Siero.

Publicado el 03/07/2018

 A falta de 48 horas para la celebración del Pleno Municipal que ha de tratar el asunto, y a pesar que el concejal de Hacienda había comentado que el equipo de gobierno estaba estudiando alguna modificación de la propuesta dictaminada el pasado miércoles, la falta de noticias confirma que una vez más se opta por el rodillo y que los socios de gobierno aprobarán una propuesta continuista y que renuncia a la implantación de un sistema fiscal verdaderamente progresivo y a la ampliación y consolidación de los beneficios fiscales para las personas con menos recursos. Algo que ya se preveía ante la falta de conversaciones y negociación con los grupos municipales. De esta forma, ninguna de las bonificaciones propuestas por IU Siero será finalmente aprobada por el bipartito, siendo destacable sobre todo la negativa a introducir modificaciones en la gestión y tarifas de la zona azul o la pasividad a la hora de establecer una tasa por ocupación del suelo, subsuelo y vuelo del dominio público local por parte de las empresas suministradoras de gas, agua, hidrocarburos y energía eléctrica.

En relación a la zona azul del concejo, y partiendo del hecho que Izquierda Unida de Siero sigue en contra del pago por aparcar en los núcleos urbanos, se realizaron dos propuestas que reducirían sensiblemente el gasto de las personas que hacen uso del servicio por parte de IU. Por un lado, la introducción del concepto de “desaparcamiento”, que supondría la devolución del dinero (o del saldo en el caso de las personas usuarias de la aplicación móvil) pagado por tiempo de aparcamiento no consumido. Pero además, por otra parte, desde Izquierda Unida se pedía también una reducción de la tarifa aplicada en un porcentaje a determinar pero que podría incluso llegar al 25%. Hay que tener en cuenta que el ayuntamiento está recaudando unos 100.000 euros anuales y que por tanto se cuenta con un colchón importante para realizar la bajada de los precios. Sin embargo, PSOE y FAC vuelven a situarse contra los intereses de la población y prefieren que las cosas sigan como están.

 Y respecto a la popularmente conocida como “tasa a las eléctricas”, el equipo de gobierno ha reconocido en la última comisión de Hacienda su pasividad en este tema al no haber sido hasta el pasado mes de abril cuando se han iniciado los estudios para saber si la implantación de dicha tasa sería rentable en el municipio. Es decir, que se ha dejado pasar más de un año desde que el Pleno Municipal aprobara una moción de IU Siero que pedía dicho estudio previo y como consecuencia de ello, no parece que en ningún caso podrá aplicarse la tasa en cuestión antes del final del mandato. En este aspecto, IU Siero vuelve a insistir en que cada vez son más los concejos que han desarrollado esta tasa y que la misma no supone de ninguna forma una invitación a que las eléctricas crucen nuestro territorio con nuevas líneas a cambio de un pago. Muy al contrario la tasa supone una traba muy seria a los tendidos, pues al mismo tiempo que gravará los ya existentes supondrá un impedimento extra para los nuevos que quieran instalarse (y que deberán exactamente los mismos trámites administrativos y ambientales que hasta el momento) y el ejemplo más claro es la continua impugnación judicial de este tipo de ordenanzas por parte de Red Eléctrica Española (REE) y las grandes eléctricas, que están en completo desacuerdo con las mismas por el desembolso que les están suponiendo.